Home Reportajes Niños, violencia y descomposición
Niños, violencia y descomposición

 Niños, violencia y descomposición

Gran Angular | Raúl Rodríguez Cortés
nota original:  http://www.elgrafico.mx/
 
Miércoles 18 de mayo de 2011
Comenta la Nota 1,634 lecturas


"¿Qué es un papá? —Es un señor que pega y hace llorar a mi mamá. ¿Qué es una escuela? —Es un lugar donde te gritan. ¿Por qué tienes esa quemadura en la manita? —Porque me la merezco, me porte mal".

Este es un fragmento del diálogo entre una niña hospitalizada por maltrato y un personaje llamado Antenas, un títere virtual animado en computación que, operado por psicólogos, habla en tiempo real con niños que han sido víctimas de abuso y violencia. Fue creado por la psicóloga mexicana Julia Borbolla y presentado por la televisión hace algunos meses por mi amiga y colega de Noticieros Televisa Karla, Iberia Sánchez, quien en uno de sus espléndidos reportajes sobre el tema incluyó el diálogo reproducido al principio.

Pero esa interacción entre la niña y el títere virtual es nada en comparación con los cientos de secretos dolorosos de los que son depositarios ese y otros personajes animados que opera la asociación civil Antenas por los Niños, presidida por la doctora Borbolla. Las pequeñas víctimas de una sociedad cada vez más violenta prefieren confiar en un títere virtual y se animan a contarle sus más íntimos temores o confidencias.

Hoy se sabe, gracias a este tipo de herramienta, que cuatro de cada cinco casos de agresiones sexuales, golpes e insultos a niños ocurrieron en casa; o que dos de cada cinco infantes que llegan a urgencias en hospitales públicos del DF fueron víctimas de la violencia de sus propios padres: heridas de arma blanca o arma de fuego y golpes deliberados o quemaduras con la estúpida justificación de educarlos.

Y es que como asegura el doctor Armando Ahued, secretario de Salud del DF, los hospitales públicos están recibiendo a casi todas las víctimas infantiles de nuestro descompuesto actuar social. El Hospital Pediátrico de Iztapalapa, por ejemplo, recibió 216 casos de niños atacados y heridos, en los que 133 el agresor fue un familiar y 23 un conocido.

Ese es el único hospital capitalino que, desde 2007, cuenta con asistencia psicológica a los pequeños pacientes a través de Antenas por los Niños y también el primero que, desde el año pasado, cuenta con ministerio público. Y es que, dice la doctora Borbolla, un apoyo psicológico no era suficiente, los niños necesitan justicia.

En esa lógica, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, a propuesta de la diputada local Lía Limón García, aprobó reformas al Código de Procedimientos Penales que permite incluir como mecanismo legal de prueba herramientas cibernéticas como la que referimos. Es decir, los MP del DF podrán recurrir a Antenas o este tipo de personajes virtuales cuando los niños declaren como víctimas o testigos de delitos. En vez de que el MP inquiera: "¿Qué te hicieron o qué te pasó?", el que pregunta es el personaje virtual operado por psicólogos y bajo la supervisión, por supuesto, de la autoridad ministerial. La declaración, por lo tanto, tendrá valor probatorio.

La Procuraduría de Justicia del DF anunció ayer que inició la implementación de esta herramienta mediante el personaje virtual llamado Busty, que a más tardar en julio próximo estará operando en la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales y la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes.

Ojalá ayude a detener la violencia contra los niños atizada, hoy como nunca, por la descomposición social.

http://es-us.noticias.yahoo.com/angular-051055693.html